Participativ. DA VOZ

La Fotografía Participativa surge de la necesidad de “dar voz” a las personas que normalmente no la tienen por razones económicas o sociales. Nace como experiencia de expresión personal y social, de inclusión de colectivos marginados o en riesgo de exclusión.

La Fotografía tiene la capacidad de empoderar, de crear comunidad y de favorecer la integración del más débil. La fotografía se convierte en una manera democrática de trabajar la igualdad de oportunidades y la reflexión sobre distintas realidades sociales.

La Fotografía Participativa permite ofrecerle una cámara de fotos para que cuente su realidad con sus propios ojos.

Dirigido a: entidades que trabajan con colectivos vulnerables o en riesgo de exclusión social (jóvenes, inmigrantes, mujeres maltratadas, reclusos, sintecho, ancianos, enfermos, etc…)

Conoce AQUÍ nuestras actividades de

Fotografía Participativa